Los calsots: muy buenos para nosotros y a la vez tóxicos para perros y gatos

Estamos en la época de las calsotadas. En estas fiestas se comen muchísimos calsots pero cuidado, esta hortaliza tan apreciada puede llegar a ser tóxica para perros y gatos.

Por qué los calsots son un peligro para perros y gatos?

Los calsots son una variedad de cebolla. Pertenecen a la familia de las liliáceas. Muchos miembros de esta familia, incluido los ajos, pueden resultar tóxicos para muchos animales domésticos (perros, gatos, vacas, cabras, ovejas o caballos) por su riqueza en tiosulfatos. Este componente en los animales domésticos oxida los glóbulos rojos y los rompe. Los glóbulos rojos son los responsables de transportar el oxigeno dentro de nuestro cuerpo de manera que, al ser destruidos los tejidos internos no reciben suficiente oxigeno. Este proceso se llama anemia hemolítica. La anemia hemolítica puede llegar a tener efectos muy perjudiciales para el animal, en los casos más extremos le pueden causar la muerte. La dosis necesaria para que un perro se intoxique es solo de 15-30gr/kg y en gatos de 5gr/kg.

 


Cuales son los síntomas de intoxicación por calsots?

Los síntomas de intoxicación por calsots pueden ser: anorexia (no comen), vómitos, mucosas pálidas, taquicardia y hasta orina con sangre. 

 


Que debemos hacer si sospechamos que nuestra mascota ha comido calsots?

En caso de sospechar que vuestra mascota haya comido calsots, debéis ir rápidamente al veterinario. Los primeros síntomas que vemos son vómitos y/o diarreas. Los otros síntomas suelen verse pasados los 4 días después de la ingesta de calsots.

Es importante actuar rápidamente e iniciar el tratamiento de choque. Si empezamos a tratar pronto, tendremos un mejor pronóstico.

 


En muchas calsotadas la gente va acompañada de sus perros. No obstante, a parte de disfrutar comiendo calsots tendréis que vigilar vuestros perros para que no coman ni uno. Que nosotros podamos comer muchos calsots sin ningún problema, no significa que otras especies los toleren igual de bien que nosotros. También tenéis que vigilar que no coman cualquier otro tipo de cebolla, ajos, cacao, chocolate, pasas, uvas o nueces de Macadamia.